¿Puede cualquier persona aprender a manejar un computador?

Decir que cualquier o toda persona puede aprender a manejar un computador muy posiblemente sea una generalización que no sea cierta, pero decir que muchas personas sí pueden, tal vez se acerque más a lo real y a lo factible. Desde que he estado inmerso en el mundo de la computación en varias ocasiones me he topado con familiares, amigos o conocidos que quisieran aprender a utilizar un computador, aunque sea a nivel básico, sin embargo he notado que existe un factor que los detiene: el temor; temor a lo desconocido, temor a dañar el equipo, temor a no ser capaces de aprender. Por fortuna, también he tenido la oportunidad de ayudar a tres personas a vencer ese temor: a una amiga, a un familiar en mi propio hogar y a una conocida.

El elemento principal e indispensable es que la persona tenga la voluntad de aprender. Si existe la voluntad, los recursos y medios se pueden conseguir y aprenderá. Si no existe la voluntad, puede existir abundancia de recursos, pero no aprenderá. Esa voluntad puede ser innata a la persona o uno puede contribuir a sembrarla, a inculcar un deseo de aprender, a querer dedicar tiempo y esfuerzo para superarse.

Luego de la voluntad, lo que sigue es fijarse el objetivo a lograr. Personalmente resumo a ese objetivo como alcanzar el nivel de defensa básica en el uso del computador. Dicha defensa básica está compuesta por:

  1. Familiarizarse con el hardware. Principalmente se logra a través del sentido del tacto, aprendiendo a distinguir las formas y partes básicas de computadores que existen (laptops, de escritorio, monitores, teclados, ratones, etc) y su uso común (ciclo de encendido, utilización y apagado)
  2. Uso del teclado, del ratón y del monitor
  3. Navegación en Internet
  4. Manejo de aplicaciones utilitarias

Contando con la voluntad y definido el objetivo, lo que sigue es ir a la práctica. Y aquí es donde aplico mi criterio particular, el cual creo que es muy conveniente para la persona que está aprendiendo, es de ejecución secuencial y se apoya en una distribución GNU/Linux con ciertas aplicaciones de software y configuraciones sencillas para que el nuevo usuario tenga una interacción fluida y fácil.

Las actividades prácticas a seguir son:

  1. Entrar en contacto con el hardware es primordial, empezando con el equipo apagado, para que el aprendiz venza ese primer temor a lo desconocido. Cuando esta etapa es superada, el aprendiz comprende que no va a partir ni a dañar nada, distingue los botones de encender, reiniciar y apagar el computador, el monitor o las cornetas y, lo más importante, está lleno de entusiasmo para avanzar.
  2. Aprender a iniciar y cerrar la sesión de usuario en el sistema operativo, lo cual cubre desde el encendido del equipo hasta su apagado y requiere de un manejo mínimo del ratón y del teclado. Aquí conviene crear una cuenta de usuario de inicio de sesión automático en el sistema operativo o, alternativamente, con una contraseña sencilla de escribir y fácil de recordar. Me gusta la distribución Xubuntu porque su interfaz de usuario basada en el entorno Xfce me parece muy apropiada para novatos y se ejecuta muy bien en un amplio espectro de hardware, desde uno ya usado y modesto hasta otro nuevo y potente. Kubuntu también puede ser una opción válida, sin embargo consume más recursos de hardware; Ubuntu con su interfaz Unity no me parece tan conveniente porque he notado que la abstracción subyacente en su metáfora de escritorio no es tan fácil de asimilar por personas recién entradas al mundo de la computación.
  3. Aprender a manejar el teclado con solvencia, asunto que  me parece importantísimo porque permitirá al usuario concentrar su atención en lo que sucede en la pantalla. Si esto no se logra, lo que sucederá es que el nuevo usuario tenderá a mantener la mirada hacia abajo, hacia el teclado, tratando de escribir con uno o dos dedos, letra por letra, pendiente de no equivocarse. Esta etapa es exigente y toma tiempo (varias semanas), por lo que requerirá disciplina y dedicación por parte del aprendiz y apoyo y paciencia por parte de quien enseña. Y aquí no puedo más que agradecer por la existencia del software KTouch, un excelente tutor para aprender y practicar el uso del teclado a través de lecciones predefinidas de dificultad gradual y con retroalimentación incorporada para el aprendiz sobre el progreso que va alcanzando. Cuando esta etapa se supera, el usuario tendrá destreza, solvencia y confianza para continuar, además de una habilidad que rendirá frutos continuamente. Un acceso directo a KTouch creado en el escritorio o en algún panel es muy útil.
  4. Aprender a manejar el ratón con solvencia, lo que es tan importante como el manejo del teclado. Aquí el apoyo es a través del software GCompris, el cual está dirigido a los niños, por lo que es muy didáctico y he observado que, independientemente de la edad de la persona, en verdad logra que el usuario aprenda. Esta etapa toma menos tiempo que aprender a manejar el teclado, tal vez una o dos semanas, y al superarla el novato sabrá hacer click, doble click, click secundario, arrastrar una ventana, entre otras operaciones. También un acceso directo a GCompris simplifica las cosas.
  5. Luego del esfuerzo, viene la recompensa: navegar en Internet, que es lo que generalmente los novatos quieren hacer. Aquí lo que se necesita es que la persona sepa cómo escribir la dirección de un sitio web en la barra de direcciones, hacer búsquedas en Internet y acceder a unos pocos sitios acordes con sus intereses (Wikipedia, el sitio web de un periódico regional o un sitio de noticias deportivas, por citar algunos ejemplos). Generalmente lo que hago es crear un acceso directo al navegador web Firefox, aunque trato que la persona sepa que navegador web no es sinónimo de Internet y que existen varios navegadores web.
  6. El uso de aplicaciones utilitarias puede ser muy extenso, así que lo principal que un usuario puede requerir con frecuencia es abrir y leer un archivo PDF, reproducir un archivo de audio o un video.

Cubiertos esos puntos prácticos, ya la persona ha alcanzado lo que yo considero el nivel de defensa básica. Luego vendrán otros temas que, si la persona se interesa o lo necesita, podrá aprender con el tiempo: ofimática, compresión de archivos, uso del correo electrónico, acceso a sitios de redes sociales y muchos otros.

Muchos de ustedes se preguntarán ¿por qué no hacerlo con sistema operativo Windows? Seguramente por allí también se puede alcanzar el objetivo propuesto, sin embargo destaco lo siguiente:

  1. Soy partidario del uso de tecnologías libres, así que no soy del criterio de promocionar otras opciones, y menos cuando en muchos casos lo que al nuevo usuario le instalan en su equipo es software de origen ilegal.
  2. ¿Para qué gastar dinero comprando software privativo si con software libre se puede alcanzar el objetivo?
  3. Conozco de un caso de una persona, estimo que de un poco más de 55 años, que compró una portátil en una comercial, un equipo muy moderno y potente con todo su software original y sistema operativo Windows preinstalados. Esa persona se inscribió en un curso para aprender a usar el computador (no conozco dónde ni quién la enseñó) y un día cualquiera me pidió que la ayudara a resolver un problema que tenía al usar su equipo; cuando reviso la situación lo que sucedía es que había caducado la licencia de demostración del software anti-virus que venía preinstalado en el equipo, por lo que con cierta frecuencia automáticamente se abría una ventana emergente solicitando la renovación o compra de la respectiva licencia. ¿Para qué complicar innecesariamente a un nuevo usuario que está tratando de aprender y avanzar? Con una distribución basada en GNU/Linux asuntos como esos simplemente no se presentan.

En el año 2013 desarrollé el temario y los contenidos para impartir una capacitación de esta defensa básica, por supuesto con un poco más detalles de lo que he expuesto aquí. En esa capacitación ese mismo concepto de defensa básica es el centro y la esencia para apoyar a la gente que quiere superarse.

La conclusión es que sí es posible, muchas personas pueden aprender a manejar con solvencia un computador y sacarle provecho en situaciones diarias de sus vidas ¡Lo que se requiere es voluntad, esfuerzo, constancia y dedicación!

Tags: 

Añadir nuevo comentario